Semblanza

Calamuchita y Punilla. Denominadas así desde muy antiguo son las dos zonas características de las serranías cordobesas.
Calamuchita a diferencia de Punilla ha comenzado a desarrollarse desde hace relativamente poco tiempo. Esto implica que algunos lugares todavía son prácticamente desconocidos por el público. Villa Cañada del Sauce es, dentro de esta última categoría, tal vez la menos conocida y sin embargo…¿Ud. Imagina en el mundo de hoy cruzado por autopistas de cemento y de las otras un lugar donde la naturaleza todavía se mantiene completamente vírgen?
Esta es Cañada del Sauce. ¿Usted se imagina bañarse en un río de agua mineral donde puede beber agua potable y verdaderamente mineral sin ningún cuidado? Y si además le dijéramos que se pódrá sentar en su arena blanca ( blanca sí) y desde allí mirar y tocar los morteros hechos por los indígenas descendientes de la influencia quichua hace 300 años donde curaban sus heridas, ¿Usted lo creería?
Quillinzo, que así se llama su río, significa en lenguaje indio “aguas que curan”.
Sus ricos componentes de wolfran, berilo y otros minerales hacen que luego de un par de días Usted sienta su piel distinta y ya no querrá bañarse y lavar su cabello en otro lado que no sea el río Quillinzo.
Usted se imagina al atardecer, mientras contempla el saludo eterno del Quillinzo, y a pocos metros la más increíble profusión de pájaros, carpinteros de penacho colorado, de penacho amarillo, horneritos albañiles en su tarea constructora y los jotes planeando en el cielo como águilas serranas que todo lo observan.
Eso sí en “El Quillinzo”, como nosotros le decimos, no hay señal de celular y si en todo caso Usted quiere hablar le indicaremos como llegar caminando a los lugares donde pueda hacerlo contemplando mientras habla toda la cañada del sauce.
Eso sí en el Quillinzo no hay shopings ni supermercados ni teatros ni cines. El único teatro será el que Usted construya con su imaginación junto a la naturaleza.
Ahora bien. ¿Usted está preparado espiritualmente para estar consigo mismo o junto a sus íntimos en silencio escuchando el río o el canto de los pájaros?
¿Está preparado para buscarse a sí mismo sin otra técnica que la milenaria: pacificarse con Usted mismo? dejar correr la naturaleza por su cuerpo y su mente y después me cuenta.
Las cabalgatas, las caminatas, las excursiones en 4×4 en moto o en “cuadri” son posibles y llenas de variantes una mejor que otra, pero ¿está seguro que está preparado?
Si lo está, si cree que no le mentimos ni exageramos en lo que le decimos, pruebe con Villa Cañada del Sauce, pruebe con nuestras CABAÑAS en serio, de troncos verdaderos, no más cemento del que Usted ya está cansado de tener todo el año, pruebe con el cabrito a las llamas que Usted mismo comprará en nuestra villa a los criollos y lo asará según sus indicaciones, con leña por supuesto, nada de carbón amigo mío.
Si Usted se le anima a todo esto, incluyendo ver alguna víbora de vez en cuando, venga a la Villa y después… Después nos cuenta. Lo esperamos.